Traslados y tragedias

Aquí la breve historia de 25 funcionarios mexicanos, que en sus traslados vivieron incidentes que cimbraron al país

KATY LOPEZ

La ecuación entre funcionarios y aviones o automóviles provoca resultados diversos y muchos con incidentes que cambiaron el rumbo de la historia. 

El primer presidente mexicano que se trasladó en avión fue Francisco Ignacio Madero González (1). En 1911, en los albores de la Revolución Mexicana, la empresa francesa Moisant International Aviators, realizaba una exhibición para promover el uso del avión y el coahuilense, acompañado por su gabinete y su familia, fue a saludar al piloto George Dyot, quien lo invitó a volar; sin titubear, Madero abordó la pequeña aeronave y el 30 de noviembre de aquel año surcó los llanos de la zona de Balbuena, para convierte en el primer Jefe del Ejecutivo que subió  a un biplano.

Fue tan importante la experiencia, que Madero mandó una comisión a capacitarse en Europa y autorizó la compra de dos aviones para el Ejército Mexicano.

Aunque los preludios fueron dulces, los siguientes capítulos se vistieron de tragedia.

El primer funcionario, víctima de un trayecto fue el arquitecto Carlos Lazo Barreiro (2), Secretario de Comunicaciones y Obras Públicas (SCOP), quien falleció el 5 de noviembre de 1955 luego de que despegara el avión oficial de su dependencia y casi al instante se estrellara por el Lago de Texcoco.

El priísta Carlos Alberto Madrazo Becerra (3), quien fuera gobernador de Tabasco (1959-1964) falleció en un vuelo de Monterrey a CDMX el 4 de junio de 1969. En el mismo avión viajaba el mejor tenista mexicano de la historia: Rafael ‘Pelón’ Osuna. Algunas teorías hablan de un atentado directo en contra de quien fuera padre del ex candidato presidencial Roberto Madrazo.

Dos años después, con Luis Echeverría como presidente, sucedió lo inédito: una entidad se quedó sin los titulares de sus tres poderes, el 17 de abril de 1971.

En una reunión de Echeverría y gobernadores, en la Ciudad de Altamirano, el titular del Edomex, Carlos Hank González prestó un helicóptero para que se trasladaran a Chilpancingo: Caritino Maldonado (4), gobernador; Federico Encarnación Astudillo (5), presidente del Congreso; y Carlos Urióstegui Ocampo (6), titular del Tribunal Superior de Justicia, todos de Guerrero. Los tres murieron en el desplome de la aeronave.

Héctor Contreras, reportero guerrerense desde esa época, entrevistó a Cirilo Apátiga Castillo, chofer del gobernador, primera persona que encontró a las víctimas, tras una larga caminata entre brechas y barrancas. “Se ve que cayeron vivos, porque arañaban la tierra en la barranca”, dijo el hombre quien recordó quemaduras parciales en los cuerpos.

Tres años después, sé desplomó el avión en que viajaba el priísta Rafael V. Bonfil (7), un líder campesino en el partido, quien después de conflictos con el gremio azucarero de Veracruz, falleció el 28 de enero de 1974 en una avioneta que lo trasladaría desde ese estado hacia Querétaro.

Pero las tragedias no son sólo del aire. El 7 de febrero de 1986, Carlos Loret de Mola Mediz (8), quien fue gobernador de Yucatán (1970-1976) y vivió en ese periodo fuertes diferencias con el presidente Luis Echeverría, falleció tras su retiro político y su regreso al oficio periodístico, en la carretera México-Acapulco; se dijo fue un accidente automovilístico, pero su hijo, el también periodista Rafael Loret de Mola, asegura que fue asesinado.

También por tierra, el 1 de octubre de 1989 murió el panista Manuel Clouthier del Rincón (9). Apenas un año atrás fue candidato presidencial por el PAN y, al perder la contienda, creó un frente de resistencia ciudadana durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari: el ‘gabinete alternativo’, que dirigió hasta ese día en que, se dijo, falleció en el 158km de la carretera México-Nogales. Con Clouthier también murió el diputado Jacinto Francisco Franclin Martínez (10). Hasta hoy algunos dudan de la conclusión basada en percance.

Al año siguiente pereció el ex gobernador de Veracruz Rafael Hernández Ochoa (11), el 18 de mayo de 1990, tras un incidente automovilístico. Tenía 75 años de edad y entonces era Subsecretario Forestal de la SARH.

Otro líder panista murió en un incidente en auto: José Ángel Conchello (12) que tenía 74 años de edad, cuando el 4 de agosto de 1998 falleció instantáneamente en la carretera México-Querétaro, luego de que un trailer invadió su carril, embistió el auto y milagrosamente, su chofer salió ileso.

El 24 de febrero de 2005, falleció el priísta y gobernador de Colima en funciones Gustavo Vázquez Montes (13), al caer el avión Westwind 1124 -en el que viajaba con varios de sus colaboradores y que también perdieron la vida- en Tzitzio, Michoacán.

Pero volviendo con Clouthier, uno de los integrantes de su gabinete alternativo de Clouthier fue Vicente Fox, primer panista que llegó a la Presidencia de México y en su mandato surgió otro accidente fatal en el que murieron Ramón Martín Huerta (14), titular de la Secretaría de Seguridad Pública Federal y Tomás Valencia (15), comisionado de la PFP.

Fallecieron cuando el helicóptero Bell 412-EP en que viajaban se estrelló en las montañas de Xonacatlán, EdoMex, sin obtener cajas negras ni registros del percance. Se culminó que una serie de negligencias causaron el desastre.

En junio de 2005, Adolfo Aguilar Zínser (16) murió en un accidente automovilístico cuando viajaba a Morelos. Fue Embajador de México ante la ONU y Presidente del Consejo de Seguridad de este organismo, cuando en una charla ante universitarios, el político y escritor dijo que México era el “patio trasero de EEUU”, lo que derivó en un conflicto diplomático entre ambas naciones y su renuncia al cargo internacional.

El siguiente sexenio también se vistió de azul, con el panista Felipe Calderón como presidente de México, quien en dos percances perdió a tres integrantes de su gabinete: el 4 de noviembre de 2008, un avión Learjet-45 cayó entre las calles de la CDMX y se llevó las vidas de Juan Camilo Mouriño (17), entonces Secretario de Gobernación, y José Luis Santiago Vasconcelos (18), Subprocurador de la Procuraduría General de la República; Vasconcelos emprendió una férrea mucha con los cárteles del narcotráfico en el país y se detectaron al menos tres intentos previos para asesinarlo; pero las conclusiones oficiales de aquel fallido vuelo fueron las negligencias; el accidente sucedió a unos días de la captura de Jesús ‘El Rey’ Zambada, hermano de Ismael ‘El Mayo’ Zambada, líderes del narcotráfico en el país.

Dos años después, el 3 de septiembre de 2010, fallecieron en un accidente aereo en Pochutla, Oaxaca: el también panista y diputado federal Guillermo Zavaleta Rojas (19), integrante de la Comisión de Asuntos Indígenas, al lado del también legislador Juan Huerta Montero (20) y Joaquín Cortés (21), presidente municipal de Juquila.

Mientras que en su sexenio, Calderón Hinojosa volvería a vivir la experiencia de perder a su Secretario de Gobernación en un traslado aéreo: José Francisco Blake Mora (22) murió el 11 de noviembre de 2011 al desplomarse en Chalco, Edomex, el Eurocopter AS332 en que viajaba. Blake falleció en el percance unos días después de que atraparon a Ovidio Limón Sánchez, operador de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán.

Aunque durante la administración de Enrique Peña Nieto, él no vio a nadie de su equipo morir en este tipo de incidentes (aunque el secretario de Gobernación Alfonso Navarrete Prida tuvo un incidente en un helicóptero al descender en un municipio de Oaxaca, donde murieron 13 personas), en su administración falleció el 7 de junio de 2013 el diputado priísta y guanajuatense Juan Ignacio Torres Landa (23), luego de que el helicóptero en que viajaba se estrelló en un campo de golf de San Luis Potosí.

Ahora, en el primer mes de un sexenio que emerge de la oposición, el presidente Andrés Manuel López Obrador, se manifestó en contra del triunfo de la panista Martha Ericka Alonso (24), como gobernadora de Puebla, pues consideraba que el triunfo era del ex legislador morenista Alejandro Barbosa; sin embargo, sólo diez días después de rendir protesta como ejecutiva de la entidad, fallecen ella y su esposo, exgobernador de Puebla,Rafael Moreno Valle (25), quien iniciaba la legislatura como senador, tras desplomarse el helicóptero en que viajaban desde Puebla, en el ocaso de la Noche Buena.

Publicado por Katy Lopez

Katy López radica en la Ciudad de México. Desde 2001 es reportera y su fuente principal es la información deportiva. Actualmente trabaja en El Heraldo de México.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: